Descubren que el cerebro de una persona que ha estudiado es distinto