La Universidad Complutense utiliza perros para reducir el estrés de sus alumnos