El H. de Inca impulsa un programa para pacientes con algún trastorno mental grave