La Junta de Andalucía ha constituido el Comité Científico del Observatorio Andaluz sobre Drogas y Adicciones, un nuevo órgano de consulta que incrementará el conocimiento de este “complejo fenómeno” desde diferentes perspectivas para adaptar su abordaje con políticas diferenciadas para jóvenes o mujeres. La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha presidido en Granada el acto de constitución de este nuevo órgano de dirección y carácter consultivo del Observatorio Andaluz sobre Drogas y Adicciones (OASDA), que dirige Francisco Aguilar, y que está compuesto por 34 profesionales relacionadas con la materia.

Sánchez Rubio ha destacado que este comité debe conformarse como “un elemento esencial” para mejorar las actuaciones sobre drogodependencias y adicciones, un “fenómeno complejo” en el que influyen muchos factores y, por tanto, debe abordarse desde diferentes perspectivas. Además del Comité, la Consejería pondrá en marcha la Red Andaluza de Investigación en Drogas y Adicciones (RAIDA) para potenciar y coordinar las actividades de investigación en adicciones desde el ámbito universitario y desde la red asistencial. Ha apuntado además que la Junta prevé incluir el Observatorio en el Registro electrónico de Agentes del Sistema Andaluz del Conocimiento y que la nueva ley andaluza de Servicios Sociales contempla el desarrollo de servicios para la atención integral a las personas con problemas adictivos.

Sánchez Rubio ha recalcado que el Observatorio permitirá ir orientando las políticas en la materia de la Junta después de saber que la prevención es fundamental y la necesidad de trabajar con la población más joven “porque el consumo de alcohol es prioritario”. Ha apuntado que también han detectado la invisibilidad que existe en el consumo de droga de mujeres, “lo que trabajaremos de manera estrecha”, y el comportamiento de personas que terminan consumiendo algún tipo de droga cuando se encuentran en una situación de crisis y exclusión social.

El III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones 2016-2021 cuenta con un presupuesto anual de casi 37 millones de euros para garantizar una red pública asistencial de acceso universal y gratuito para las personas con este tipo de problemas. En este marco, la población adolescente y juvenil “goza de prioridad en las políticas y actuaciones previstas en el plan”, por lo que el documento se adapta a los actuales perfiles de personas consumidoras y prevé la creación del Catálogo de Servicios de la Red para la Atención a las Drogodependencias y Adicciones, así como la incorporación de la perspectiva de género. La Junta cuenta con la red de atención pública más amplia del Estado, integrada por 173 dispositivos específicos de acceso universal y gratuito y durante el pasado año se formalizaron 19.303 admisiones a tratamiento en centros ambulatorios y se atendió a 55.203 personas