Un ingrediente del cannabis podría ayudar en el tratamiento de la esquizofrenia