Un ensayo clínico demuestra que la rehabilitación cognitiva no es eficaz en la esquizofrenia