El Santiago Reig premia una investigación sobre el cannabis y la psicosis