Rethink Mental Illness es una organización británica que realizó una encuesta a 1500 personas y logró comprobar que la gran mayoría suelen crear estigmas o atribuir diagnósticos falsos para las personas que padecen de esquizofrenia. Alrededor del 50% de los entrevistados creía que la enfermedad causaba desdoblamiento de la personalidad, el 25% creía que los esquizofrénicos eran personas muy violentas y un 45% pensó que la enfermedad afectaba a una gran parte de la población.

Estas consideraciones son estigmas bastante extendidos entre la población, pero no tienen mucho de científicos. Porque nada está más lejos de la realidad, y según la organización, los esquizofrénicos sí sufren de alucinaciones pero no son personas violentas y dichos mitos hacen que se sientan apartados del resto de la población, lo que ayuda a que su enfermedad cobre fuerza. Aquí desmontamos, pues, cinco mentiras sobre la esquizofrenia:

1. No sufren del desdoblamiento de la personalidad

Según el Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido, estas personas sí tienen síntomas variados y psiquiátricos, pero no cambian su personalidad y pasan de ser una persona a otra distinta.

2. Son menos inteligentes

Los esquizofrénicos no son menos inteligentes, al contrario: conservan su inteligencia, capacidades motoras y sensoriales, sólo que realizan algunos procesos de forma fragmentada a causa de que les cuesta concentrarse. Por eso, muchas personas con esquizofrenia optan por realizar trabajos lógicos, matemáticos o creativos para motivarse a concentrarse en una sola cosa hasta culminarla.

3. Son violentos

La Rethink Mental Illness demuestra que los esquizofrénicos no son personas violentas y que sólo un porcentaje muy pequeño puede llegar a serlo. Además, las personas de ese pequeño grupo suelen hacerse más daño a sí mismas que a otras personas. Esto deriva de los brotes psicóticos que pueden presentar, y que suele llevarlas a convertirse en personas aisladas por su miedo a hacer daño o a herirse a ellas mismas para evitarlo.

4. No pueden llevar una vida normal

Esto es otro mito, porque la gran mayoría puede mejorar con medicamento y terminar llevando una vida normal. Rethink Mental Illness expone que 3 de cada 10 personas esquizofrénicas llegarán a curarse y una de cada cinco mejora positivamente gracias a las medicaciones.

5. La esquizofrenia es algo puramente genético

Aunque los genes tienen un gran poder en cuanto al desarrollo de este tipo de enfermedades, lo cierto es que el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido establece que la esquizofrenia es una enfermedad que tiene su origen a nivel cerebral, en donde intervienen factores como los genes, pero también factores sociales y psicológicos.