Ponen en marcha en el Hospital Sant Pau de Barcelona un programa para pacientes de esquizofrenia refractaria