Facebook, Snapchat e Instagram: su uso aumenta la depresión y la soledad