Un estudio explora el potencial de la lavanda para tratar el estrés y la ansiedad