Ponerse en riesgo por robar lo innecesario, para calmar la ansiedad