Los cambios entre frecuencias cerebrales podrían ser signo temprano de Alzheimer