La encuesta domiciliaria sobre alcohol y drogas en España (EDADES) revela un dato preocupante en la Comunitat Valenciana. Los jóvenes de esta región se inician en el consumo alcohol a los 14 años de media lo que contrasta con otras Comunidades como la de Madrid en la que no empiezan a beber de media hasta pasados los 17 años. Sin embargo, el estudio también revela que el consumo intensivo de alcohol el fin de semana en la Comunitat Valenciana se sitúa en un 9,1 % frente al 15,5 % de media estatal, mientras que el de cannabis supera un punto la media con un 7,7 %.

El alcohol en ambas Comunidades sigue con prevalencias de consumo muy altas, debido a la baja percepción de riesgo que comporta entre los jóvenes. La buena noticia es que los niveles de consumo reciente de cocaína -en el último año- han disminuido en todo el país obteniéndose los valores más bajos desde 2001. Las sustancias consumidas por un mayor porcentaje de personas son el alcohol (78,3%), el tabaco (40,7%) y los hipnosedantes (12,2%) y desde la anterior encuesta de 2011 ha aumentado su consumo a diferencia de lo que ocurre con las sustancias ilegales. El consumo de drogas tanto legales como ilegales está más extendido entre los hombres, excepto los hipnosedantes donde la proporción de mujeres consumidoras duplica a la de varones.

La encuesta se realiza cada dos años por el Plan Nacional Antidroga y en su última edición se realizó un total de 23.136 cuestionarios válidos. El Conseller de Sanitat de la Comunitat Valenciana, Manuel Llombart, presentó los datos de la encuesta en la región y destacó el trabajo que las Unidades de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas (UPCCA) realizan con más de 100 profesionales desarrollando su labor en el ámbito de la prevención del consumo de drogas.